Bolsos de lujo cargados de discreción

Bolsos de lujo cargados de discreción

Dos semanitas lectores… dos semanitas y ya estamos en plena Navidad y, como cada año, en nuestro blog (que es la elegancia pura ;)) vamos a dar algunos consejos para hacer unas buenas compras, tanto para ti como para regalar, y vamos a empezar por ese accesorio tan necesario para la mujer que cada día tiene más aceptación entre los hombres: los bolsos.

¿Tenéis aún esos bolsos con el logo o el nombre de la marca colocado en la parte delantera, totalmente a la vista? Pues ya podéis ir pensando en cambiar de bolso o en disimular un poco ese logo tan presentero porque la tendencia de este último año, que parece que se va a ir agudizando aún más en el 2017, tiene como base la discreción.

Tras ese furor de comprar accesorios y ropa de marca con el logo gigante en el que se confundía pretenciosidad con glamour, llega el momento de la cordura y de la elegante individualidad, por eso la moda “logomaníaca” de algunas damas de la alta alcurnia y del mundo del artisteo, que aún parece permanecer en nuestros armarios, va quedando cada día un poco más atrás y deja paso a todo aquello que, con gran atención al detalle y al lujo, no hace alarde de marca.

Los consumidores se centran cada vez menos en la imagen y más en la individualidad, especialmente las generaciones más jóvenes y, por eso, cada vez son más los que quieren ser fieles a su propio estilo al margen de las marcas y de ese afán por permanecer fiel a una firma.  El 81% de los “Milennials” reafirman la importancia de comprar bolsos cuyos logos sean sutiles, lo que no implica que el bolso no sea de lujo, que puede serlo, sino que buscan que la distinción provenga del diseño o de las opciones de personalización y no de la marca.

Más originalidad y menos marca

En este sentido merecen especial atención estos bolsos de lujo online de la firma Lugada en los que prima el diseño y la calidad del producto frente al logo de la marca a pesar de que hablamos de una firma que se encuentra ahora mismo en total expansión y que cada día tiene más adeptos, tanto entre el público femenino como entre el masculino. Sus colecciones son discretas, elegantes y de gran calidad, pero lo mejor de la firma es que tiene un bolso para cada evento o momento singular: bolsos de mano, de playa, bolsos grandes, de piel e incluso bolsos ecológicos fabricados con corcho como material de base, hablamos de la originalidad en potencia.

Otras firmas como Michael Kors  o M2 Malletiers también apuestan cada vez más por modelos en los que el logo es diminuto y aunque el boom antilogo es probable que provenga de la creatividad de la firma Mansur Gavriel, cuyos bolsos minimalistas se agotan en cuestión de horas, la realidad es que actualmente hablamos de una moda que parece haber llegado para quedarse, por lo que ya no se puede fijar la atención sólo en una marca sino que son todas las firmas, de manera generalizada, las que están creando nuevos modelos basados en este concepto. Así que… ¡atención chic@s! porque este año buscamos originalidad, lujo y discreción frente a firmas y marcas, ¿qué os parece esta nueva tendencia?