Complementos y accesorios como regalos de empresa

Todos estamos acostumbrados a que, muy de vez en cuando, las empresas con las que trabajamos, asidua o periódicamente, nos regalen artículos promocionales y de marketing como calendarios, bolígrafos, agendas e incluso USB´s pero ¿quién usa realmente luego todos esos obsequios después? La mayoría de las veces perdemos los bolígrafos, los calendarios acaban en la basura y las agendas en un rincón de la casa. Pero ¿y si pudiéramos regalar algo que tanto damas como caballeros recuerden siempre?

Baradis, esta web de regalos de empresa personalizados, ha conseguido llamar la atención de muchísimos empresarios y emprendedores por la originalidad de sus productos. Con ellos podemos regalar unos preciosos pendientes de diseño presentados en bolsa de terciopelo o un anillo de Agatha Ruíz de la Prada, regalos únicos que sí harán que recuerden nuestra compañía por encima de muchas otras. Eso sí tendrá un poder e impacto entre clientes y consumidores.

Regalar complementos y accesorios ponibles  es mucho más efectivo a la hora de promocionar nuestra empresa. Y he de remarcar lo de ponibles porque, a veces, nos regalan pañuelos horribles bordados con el logo de algún negocio que recibimos con una sonrisa y no nos ponemos jamás. Sin embargo, regalar un bonito bolso de playa, un collar de Antonio Miró o una preciosa pashmina que nuestros clientes puedan lucir en invierno, es mucho más efectivo. Al final la conclusión es que no merece la pena gastar dinero en regalos promocionales a no ser que sean verdaderamente de utilidad porque, de lo contrario, será dinero perdido.

Los mejores regalos de empresa

  1. Accesorios tecnológicos. A no ser que sea Bill Gates es improbable que puedas regalar un Smartphone de última generación o una Tablet último modelo pero tal vez sí podemos regalar accesorios para móviles, memorias USB, fundas, periféricos como ratones o teclados, etc. Este tipo de artículo suele triunfar en el 90% de los casos.
  2. Regalos con conciencia. Hay veces que, cuando no se sabe qué regalar, quedas mejor donando dinero a alguna ONG o comprando algún detalle que ellos fabriquen que gastando el dinero al tun-tun. Tanto tus propios trabajadores como tus clientes te agradecerán que les des una tarjeta donde se explique que has donado, por ejemplo, un euro por cada cliente al que regales dicha tarjeta.
  3. Mochilas y bolsos. Las has más bonitas y más feas pero al final siempre se les da uso de alguna manera. Pueden ser bolsos de playa o mochilas de deporte con nuestro logo. Incluso he llegado a ver pequeñas neveras de tela para llevarte un par de botes frescos al campo o a la piscina que vienen de lujo en casos así.
  4. Bisutería. No regales el típico anillo horrible del “Todo a 100” pero si tienes la posibilidad de regalar algo realmente actual y a la moda será un acierto al 100%.
  5. No es económico, para nada, pero regalar cenas, estancias o actividades de ocio entre tus empleados o clientes puede ser un puntazo. Tal vez, de lo más barato, es regalar entradas de cine ya que se puede llegar incluso a un acuerdo con alguna compañía, igual que llegan las páginas de descuentos, y así poder regalar un par de entradas para el cine a cada empleado o algo similar.

Sea como sea, olvídate de los regalos de empresa tradicionales porque lo único que conseguirás con ellos es perder tiempo y dinero.