Dónde y Cómo llevar un Clutch

El clutch es un bolso sin asa que puede ser el complemento ideal para ciertos atuendos y que consigue ponerle ese toque chic a prácticamente todo lo que acompaña.

Además, puede ser el toque de sofisticación que necesitamos en algunas ocasiones. Podemos intuir las ocasiones y estilos que mejor combinan con este complemento, ahora bien, una de las cosas más divertidas de la moda es precisamente esa posibilidad de ser creativas y de jugar con diferentes posibilidades.

En mi caso, el clutch, es imprescindible sobre todo para eventos importantes, sea una boda, una cena o un coctel, pero hay muchas otras situaciones menos formales en las que podemos llevar este simpático y elegante bolsito.

De hecho, la última boda a la que fui me apañé perfectamente con un vestido básico, un buen peinado, unas joyas y el clutch. Si es que, no hay que gastar tanto para ir estupenda a un evento. Ahora bien, sí que invertí un poco, pero más en el aspecto de mi piel. Por ello, me hice un peeling en Arte Estetica, con lo que prácticamente con un par de toques de maquillaje iba perfecta.

Por otra parte, en situaciones más informales, si sientes que llevas un atuendo un tanto básico o que le falta un toque de estilo, acompañarlo con un clutch es la respuesta. Especialmente si los tonos de tu outfit tienden a lo neutral, puedes usar un bolso colorido o que destaque por su diseño.

De esta manera equilibrarás tu atuendo. Esta manera de llevar tu clutch es ideal para ir de compras, a tomar café con una amiga o pasear un domingo.

Las Bodas. La Mejor Ocasión para lucir tu Clutch Favorito.

Y es que, un clutch pequeño en tonos oscuros será tu mejor opción para una ocasión que requiera cierta etiqueta. Que sea en tonos oscuros no quiere decir que sea aburrido, pues puede tener algún diseño particular o ser de algún material brillante. Te aseguro que no desentonará y no dejarás de verte chic.

Al igual que los eventos más formales son donde el clutch entona por completo, las situaciones más cotidianas también son momentos perfectos para llevar un clutch.

Así, podemos explorar todas las posibilidades de integrar este bolso es en el estilo urbano. Te permite darle estilo y mucha onda a un look que es por definición casual y sin esfuerzo. En particular, lo mejor es usar clutchs coloridos y diferentes en estos casos. Es en la calle en donde, especialmente, podemos permitirnos más riesgo al vestir y divertirnos más con nuestras prendas.

Por otra parte, siempre que te quieras sentir un poco Grace Kelly puedes recurrir a este complemento, porque le dará ese toque de sofisticación y sobriedad a cualquier look que se te ocurra.

Por supuesto, para conseguir ese estilo elegante y chic, la opción de bolso es un clutch, de preferencia negro o marrón y, sin excepción, en acabado ocasiones en las que no nos podemos permitir ser extravagantes, coloridas e innovadoras en nuestra imagen mate.