Las gafas, imprescindibles

Las gafas, imprescindibles

Que las gafas se han convertido de un tiempo a estar parte en un complemento más de moda, a nadie le cabe la menor duda, y prueba de ello es que las casas más importantes de moda  y los grandes diseñadores ,como Carolina Herrera, Ralph Lauren, Kenzo o Karl Lagerfeld, se han lanzado a este mercado. Y para que no nos falte de nada en la tienda online de Medical óptica podemos encontrar una amplia variedad de gafas de sol o graduadas, así como lentillas y productos para su cuidado al mejor precio y con un plazo de entrega de tan solo cuarenta y ocho horas.

Las gafas, ya sean de sol o graduadas, cada año se van actualizando, apostando por la innovación y un nuevo estilo acorde con los cánones que marca la moda. De este modo, podemos encontrarnos con diversidad de formas, tamaños, colores, materiales… Ahora bien, dentro de lo que en ese momento resulte más in o de moda también es importante escoger el modelo de gafas que nos dé una cierta personalidad, que diga algo de nosotros, que hable de nuestro estilo, a la vez que debemos escoger la forma que más nos favorezca según la característica forma y ángulos de nuestra cara. Para ello vamos a ver qué tipo de montura nos sentará mejor:

  • Rostro cuadrado. Para este tipo de rostro con facciones muy marcadas y definidas debemos elegir modelos estrechos con formas redondeadas o bien tipo aviador, para suavizar y redondear los ángulos, huyendo o evitando las de formas rectas.
  • Rostro redondeado. Este tipo de rostro como no presenta formas angulosas es por lo que resulta conveniente aportárselas con una montura gruesa de diseño anguloso, rectangular o cuadrado para dar proporción y equilibrio a la cara. Se debe evitar las formas redondas que aportarían más redondez.
  • Rostro alargado. Este tipo de rostro nos da una sensación de rectángulo, por lo que una montura grande nos ayudaría a contrarrestar y nos daría una sensación de acortar la distancia entre la frente y la barbilla. Debemos evitar los formatos pequeños y redondeados.
  • Rostro triangular. Este rostro está enmarcado por una frente bastante más ancha que la barbilla, por lo que una montura estrecha con formas redondeadas o tipo “cate yes” nos ayudarían a equilibrar el rostro.
  • Rostro ovalado. Es un rostro armonioso que se caracteriza por tener una barbilla ligeramente más estrecha que la frente, cualquier tipo de montura le va bien, si bien unas gafas rectangulares nos harán sentirnos perfectas, procurando evitar las monturas pequeñas y finas.

El tamaño adecuado

Otro aspecto importante y a tener en cuenta a la hora de escoger una montura es el tamaño puesto que este debe adaptarse a la proporción del rostro y complexión de la persona. Un rostro menudo, delgado debe llevar una gafa más pequeña, mientras que una persona corpulenta puede llevar unas gafas grandes. De todos modos, independientemente de la complexión, una montura nunca debería sobresalir por los lados de la cara, así como la línea superior de las gafas no debe sobrepasar las cejas, debiendo quedar por encima o por debajo de las mismas.

La línea inferior debe quedar por encima de los pómulos, sin apoyarse en ellos, y el puente de las gafas debe reposar cómodamente sobre el hueco de la nariz, sin apretar, pues podrían resultar molestas, ni quedar demasiado sueltas, ya que podrían resultar inestables.