Los diversos tipos de materiales textiles y su capacidad inflamable

Los diversos tipos de materiales textiles y su capacidad inflamable

Si estás pensado en abrir una tienda de ropa y complementos para mujer u hombre, donde la cantidad de tela en el local es ingente, debes conocer bien los tipos de tejidos que tienes para recomendárselos a tus clientes, pero también es bueno saber que son altamente inflamables, y que la prevención en este sentido es clave. La empresa extintores Balsamar, que se dedica a la instalación y venta de todo tipo de material antiincendios en las provincias de Barcelona y Gerona, te puede ayudar a proteger tu negocio. Y es que en caso de sufrir un pequeño percance o un conato de incendio, el tener un extintor al alcance de la mano o disponer de un sistema antiincendios puede suponer la gran diferencia entre sufrir daños menores en el local o tener una tremenda catástrofe en el negocio.

Esta es una buena opción para proteger nuestro local, porque, entre otras, tenemos que pensar en que los diversos tipos de materiales, ya sean naturales, sintéticos o incluso de ambos con diferentes porcentajes, con los que se fabrica actualmente la ropa, son altamente inflamables.

Materiales y textiles

Aquí os damos a conocer, para que expliquéis bien a vuestros clientes, cuáles son los principales materiales usados en ropa y complementos.

 – El algodón. Es un material natural, muy cómodo, suave al tacto y muy agradable en su utilización, presente en multitud de prendas, aunque no siempre al 100 por ciento, pues se suele mezclar con otras fibras, como elastane, para que se adapte mejor al cuerpo y tener mayor comodidad en el movimiento. Se suele utilizar en camisas y camisetas, ya sean como ropa interior o exterior. Actualmente, quizás debido al aumento del número de personas con problemas de alergias o a la mayor concienciación sobre la ecología y los problemas medioambientales, el resultado es que cada vez está más en auge la comercialización de prendas con la etiqueta de 100 por ciento algodón.

– El lino. Es también un material natural, muy utilizado en verano, pues no da calor y transmite frescura, por lo que fue adoptado como elemento principal para la elaboración de la tan famosa moda ibicenca. Es un material que se suele utilizar tintado en colores claros, tenues, como blanco, beige, marrón. Su mayor inconveniente es que si se utiliza al 100 por ciento, sin mezcla, las prendas se arrugan muy fácilmente, lo que le confiere su aire bohemio tan característico. Es ideal para la confección de vestidos, camisas y pantalones.

– La lana. Al contrario que el lino es un material esencialmente utilizado para prendas de abrigo, como pueden ser jerséis, chaquetas, abrigos, bufandas, etc. El problema principal que presenta la prenda elaborada al 100 por ciento es que podría encoger tras su lavado, por lo que actualmente se suele mezclar con otros materiales. Una de las mejores y más apreciadas lanas de las existentes en el mercado es el cachemir.

 – La seda. Es un material natural muy utilizado en vestidos de ceremonia o en complementos como pañuelos, fulares, etc. Se caracteriza por su suavidad y tacto resbaladizo.

– El poliéster. Es un material sintético, actualmente muy presente en multitud de prendas por su textura y su buena prestancia tras pasar por varios lavados. Es un material ligero, no pesa, de secado rápido y muy utilizado ahora en prendas deportivas, o como forros polares.

– El elastane. Es igualmente sintético. Se utiliza mezclado con otros materiales para dar una mayor elasticidad, movimiento y comodidad a cada una de las prendas.