Nuestro cabello, un factor diferencial al posicionarnos en la sociedad moderna

Nuestro cabello, un factor diferencial al posicionarnos en la sociedad moderna

La elegancia o el cuidado de la imagen de uno mismo han sido cuestiones que siempre han estado muy bien valoradas por parte del ser humano. Ya existían tradiciones varios siglos atrás en lo que tiene que ver con este asunto, aunque es cierto que es ahora, en la sociedad de la imagen, en la sociedad gobernada por las redes sociales, cuando es más importante que nunca el cuidado de todos y cada uno de los aspectos y parámetros que se desprenden de nosotros mismos. Ni que decir tiene que esa es una de las piezas claves a día de hoy para muchas cosas: para encontrar trabajo o pareja y, en definitiva, para que nos asocien a un estilo que es el que queremos.

No es fácil conseguirlo, eso ya lo habréis podido comprobar en multitud de ocasiones. Sin embargo, sí que debemos saber por dónde empezar. En este sentido, creemos que se comete un error en el pensamiento de mucha gente. Solemos pensar que la ropa es un elemento clave para conseguir adaptarnos a ese estilo que queremos y con el que anhelamos que nos relacionen. Y es cierto, es un factor fundamental. Pero no es el primero. Lo que debemos decidir y conseguir en primera instancia es nuestro peinado y el estilo que queremos para nuestro corte de pelo.

Hay varios datos relacionados con ese cuidado del pelo que queremos que analicéis y que fueron publicados en una noticia de la página web de la revista Hola que os acabamos de enlazar. Esos datos son los siguientes:

  • En el año 2012, más de 27 millones de personas fueron a la peluquería en España, lo que supone alrededor de un 70% del total de la población de nuestro país.
  • Casi el 79% de las personas que deciden hacer algo con su pelo lo realizan en la peluquería. Cada vez hay menos personas que deciden jugársela por su cuenta.
  • Vamos a la peluquería una media de 4’5 veces al año (más o menos cada 80 días), lo cual indica que le damos una importancia bastante grande al cuidado de nuestro cabello.

Sin duda, estos son datos que dejan claro que nos tomamos en serio el cuidado de nuestro cabello y que ponen de manifiesto que sí hay personas que consideran que este es el primer paso para conseguir potenciar su imagen personal.

En una información que fue publicada en la página web del diario 20 Minutos en el año 2008, se apuntaba que los españoles y las españolas habíamos aumentado un 70% nuestro gasto en estética en comparación a los cinco años anteriores. Se trata de un dato muy significativo y que veía en el aumento del gasto en las peluquerías una de sus grandes explicaciones. No cabe la menor duda de que, en el siglo XXI, son muchos y muchas las que han visto en su cabello una oportunidad perfecta para potenciar su imagen personal y conseguir de ese modo llamar la atención y mostrar su elegancia.

El ser humano del siglo XXI es perfectamente consciente de la importancia que tiene su pelo a la hora de posicionarse en la sociedad actual y por eso busca innovar en este sentido. Los profesionales de Imaxen Peluquerías nos han indicado que ha aumentado el gasto medio anual de su clientela en tratamientos para su cabello o en cortes o tintes del mismo. Y lo que es más importante: ya no solo tocamos nuestro cabello solamente antes de un evento importante. Ahora no hace falta que exista ese evento para que busquemos potenciar nuestra imagen a través de nuestro pelo.

Tras la pandemia, hay muchas ganas de jugar con nuestro pelo

Una de las cuestiones que reconocen peluqueros de diferentes puntos de nuestra geografía es que, después de la pandemia, hay muchas personas que han decidido dar un paso al frente en lo que tiene que ver con el cuidado de su cabello. Y esa es una noticia excelente. Durante los peores momentos del confinamiento, esos momentos en los que a las peluquerías no se les permitía abrir sus instalaciones, tuvimos la mala sensación de que había muchas personas en España descuidándose en este sentido. Por suerte, la vuelta a la normalidad ha terminado con esa sensación.

Estamos convencidos de que van a ser más y más las personas que decidan seguir invirtiendo en el cuidado de su pelo. Los cambios que nos hagamos siempre van a llamar la atención en redes sociales, especialmente en Instagram. Y, en la sociedad en la que nos movemos hoy, es fundamental estar presentes de esa manera en un entorno como ese. Ojalá que lo consigamos la máxima cantidad de personas posible. Seguro que eso va a hacer que nuestra posición social sea mejor que la de antes de pasar por la peluquería.