Zapatillas, aliadas para hacer deporte

Acompañantes inequívocas de cada corredor, de cada deportista, de cada aficionado al running. También hacen kilómetros, también sufren y se desgastan, también necesitan ‘descansar’ de vez en cuando. Las zapatillas de running son el elemento más importante de un corredor o aficionado a correr (hacer footing como se decía antes, practicar running como se dice ahora). Y decimos que son el más importante con razones de fundamento. Llevar o no llevar un buen calzado de running puede incidir en varios aspectos a la hora de correr.

Son muchos los médicos, expertos, fisioterapeutas y profesionales del deporte los que pretenden insistir sobre la importancia de un buen calzado de running, independientemente del modelo, la marca, los cordones o los colores de la zapatilla. En un artículo publicado en ‘The Huffington Post’ firmado por Margarita Lázaro, se recogen testimonios de varios expertos y aficionados al deporte que afirman por qué es importante calzar de manera correcta los pies cuando se va a hacer ejercicio. El riesgo de lesión, el principal factor de riesgo.

No usar zapatillas de running adecuadas «puede llegar a provocar lesiones en las extremidades inferiores (hasta la cadera) o incluso en la espalda», se lee en dicho medio digital, para después continuar con la declaración del licenciado en Ciencias de la Educación Física y entrenador personal Álvaro Yáñez: «Primero empiezas con molestias, luego pasas al dolor y al final puedes acabar en lesión. Según cuanto tiempo uses las zapatillas inadecuadas, así será el daño causado». Así, del artículo también se extrae que de entre las lesiones más frecuentes se encuentran «las llamadas entesopatías, en las que se incluyen la tendintis y la fascitis plantar» y que estas lesiones pueden afectar de manera psicológica al individuo. «Si no eliges la zapatilla óptima puedes sufrir dolores al cabo de unos meses y esto puede desencadenar en un desencanto y el abandono de la práctica», puede leerse en el artículo de The Huffington Post.

Además, la comodidad que ofrecen un calzado de running de calidad puede mejorar resultados y convertir el deporte en una actividad más placentera, ya que precisamente este tipo de calzado está diseñado para ello.

Una vez convencidos de la importancia de las zapatillas, cabe señalar también la importancia del cuidado de las mismas, algo no tan habitual como se debería pero que resulta también fundamental. Las zapatillas hay que secarlas (por exceso de sudor, por agua de lluvia…), limpiarlas con un jabón neutro y también hay que ventilarlas después de cada uso. Todos estos trucos pueden ayudar a prolongar la vida últil de la zapatillas pero si el fin es inevitable y el desgaste es notorio, las zapatillas también hay que renovarlas cada cierto tiempo.

Una buena alimentación y un calentamiento al principio y final de la carrera suponen el perfecto complemento para iniciarse en este deporte. Ahora bien, los complementos de los verdaderos amantes del running que pueden conseguirse en cualquier tienda de running harán las delicias de los amantes de este deporte. Mejor que a tiendas de deporte convencionales también es acudir a tiendas especializadas, donde uno puede surtirse al completo de las últimas tendencias en gadgets, cronómetros, revistas o ropa running. Y es que el universo running no para de crecer.

Deja un comentario