Qué bolsos no pueden faltar en el armario de una mujer

Qué bolsos no pueden faltar en el armario de una mujer

Hoy por fin estoy contenta. Llevaba unos días muy preocupada porque se había metido un virus o malware en la página web de la tienda online de mi empresa, y una de mis amigas me comentó ayer que me pusiese en contacto con la empresa Novored, especialistas en limpieza de malware, así que esta mañana ya ha vuelto a funcionar todo correctamente y he dejado de perder clientes. Es por esto que he decidido celebrarlo comprándome un bolso, que es uno de los complementos de los que no pueden faltar nunca en el armario de una mujer. Es más, no basta con tener un par de ellos, sino que hay que contar con uno diferente para cada ocasión. ¿Sabéis cuáles son?

  • Si hay un bolso imprescindible por excelencia ese es el tipo bandolera. Tiene que estar en todos los armarios de las chicas porque es el más cómodo. No nos trastorna el llevarlo porque va cruzado al cuerpo, no existe la posibilidad de que se caiga si no estamos en la postura correcta o lo llevamos bien cogido. Además, es posible encontrarlo en diferentes tamaños, en función de para qué lo vayamos a utilizar. Este es muy cómodo cuando salimos a caminar y debemos llevar lo básico, como las llaves, el móvil o la cartera. Y también es muy bueno cuando vamos de vacaciones y vamos a salir a patear para hacer turismo, ya que además de no molestarnos, con este tipo de bolso tendremos nuestras pertenencias más cerca y la seguridad de que no nos van a robar. Este bolso es también estupendo para cuando salimos de noche. Para el día, el color marrón o beige está muy bien, mientras que un básico para la noche cuando salgamos de fiesta sería tenerlo en negro.
  • Siempre hay que tener también un bolso grande que es el que todas solemos usar para ir a trabajar, tipo capazo o shopper. Aquí podemos meter desde nuestro neceser con las cremas, el cepillo de dientes si comemos fuera y todo eso, hasta el tupper, el libro para leer en el metro o en el autobús, una chaqueta por si al salir refresca… Todas las chicas necesitan este tipo de bolso alguna vez. Y hay que tenerlo en al menos un par de colores, algo más claro para el verano y algo para otoño invierno en piel cámel por ejemplo.
  • Para ir a las bodas es conveniente contar un par de bolsos de mano o clutch, ya que son los que más usan las invitadas. No obstante, yo prefiero dejar estos para fiestas un pelín más informales y tirar del siguiente tipo.
  • El conocido como el bolso joya es precioso para combinar con los vestidos de boda. Si lo puedes conseguir en dorado envejecido o en plata envejecida te irá prácticamente con cualquier vestido. Nada más tendrás que preocuparte por los zapatos.
  • El Wrislet es un bolso ideal para ir de fiesta, es como lo que llamaríamos un clutch pero con una particularidad, y es que suele incorporar una pequeña cadena o pulsera para que lo podamos colgar del brazo, de forma que resulta más cómodo que tener que sujetarlo siempre con la mano como si fuera una cartera de las que llevan las señoras a la compra bajo el brazo.
  • El portadocumentos es muy práctico para ir a trabajar, ya que ocupa poco y hasta se puede meter dentro de un tipo shopper si nos molesta. Aquí nuestros papeles no se van a arrugar y lo tendremos todo ordenado sin necesidad de cargar con un incómodo maletín.

Y en el peor de los casos, si no sabemos por cuál de estos decantarnos para la ocasión, siempre podemos hacer como Pippa Middleton, la hermana de la Duquesa de Cambridge, que suele llevar con ella dos bolsos a la vez.