Zafiro, la joya perfecta para tu boda

Zafiro, la joya perfecta para tu boda

Me caso…!!! Después de 5 años de noviazgo con Andrés, me caso…

Siempre he sido una persona bastante reacia hacia el tema de las bodas, las relaciones largas y monógamas y hacia el amor en general. Pero hace 5 años conocí a Andrés, un profesor de secundaria que imparte clases de filosofía en un instituto público de Alicante. Me enamoré al instante. Es una persona llena de encanto, inteligente y pragmático, racional, pero apasionado, muy atractivo y lo más importante, sabe escuchar, relativizar y equivocarse. Además, igual que yo, es vegano, amante de la vida y de la naturaleza, del arte, del cine y de la literatura. Con todas estas cualidades no es de extrañar que Andrés se haya convertido en el hombre de mi vida y con el único hombre que yo quiero estar, para siempre, o mientras dure así como hasta ahora. Así que sí, me caso.

Ayer tocó sesión fotográfica. El fotógrafo que hemos elegido para nuestro reportaje de boda ha sido Luis Oliva, un fotógrafo alicantino que ha realizado con anterioridad reportajes fotográficos en las bodas de amigos y familiares. Se trata de un profesional con muchos años de experiencia en bodas.El resultado ha sido fantástico y el  reportaje único, personal, una  apuesta por la improvisación y alejado del posado convencional.

Como artista, presto la máxima atención al detalle, soy muy exigente con mi obra, y por supuesto, en mi gran día, no lo iba a ser menos. Mi vestido había de ser único, diferente, vanguardista y atrevido, y las joyas serían el complemento definitivo para la gran ocasión.

Yo sé que a la mayoría de las novias lo que más les obsesiona es la cuestión del vestido, pero lo que a mí más me preocupaba era el ser capaz de encontrar la joya ideal para este acontecimiento único. Las joyas siempre me han encantado, me apasionan… No lo puedo evitar…

Cómo artista, la estética siempre ha formado parte de mi vida, y la joyería es una arte milenario en todas las culturas, que, además de tener un sentido ornamental, tenía la función de honrar a las personas más grandes e influyentes de la sociedad, como reyes y reinas, constituyendo un elemento de superioridad y poder. También han sido empleados a lo largo de toda la historia de la humanidad como un símbolo de protección o amuleto.

Las joyas, no son algo que una deba elegir al azar, por moda o por convención, sino que cada un@ ha de encontrar la joya que más se adapte a su personalidad, sin olvidarse de la ocasión para la cual se lucen. Las joyas son el complemento final y el que marcará la diferencia. La joya, por tanto, dice mucho de quien la porta.

Finalmente me he decidido por un juego de pendientes y gargantilla en oro blanco y zafiro rosa, a juego con mi alianza. El oro blanco es mi preferido y el zafiro rosa es la piedra preciosa que más me gusta.

El zafiro rosa

El zafiro es una piedra preciosa de la especie del Corindón,  que suele presentarse en color azul, aunque también es posible encontrarlo, más raramente, en otras tonalidades como el rosa, el amarillo, verde, violeta, e incluso transparente. Estos colores diferentes del zafiro son debidos a pequeñas partículas de impurezas depositadas en el óxido de aluminio, del que se compone fundamentalmente este mineral.

El zafiro rosa es una piedra que tiene la propiedad de aportar un gran equilibrio emocionar y energía, además de fortalecer la voluntad. Es un mineral ideal para las personas que tienen dificultades para mantener el control y la calma, para las personas deprimidas o desorientadas emocionalmente. Después del diamante, es el mineral más duro que existe. Antiguamente, esta piedra preciosa era considerada la piedra de la sabiduría, una piedra profética, una piedra que estimula el crecimiento personal, una piedra que aclara las ideas y eleva la mente desde el plano físico al plano espiritual.

Decididamente es la joya que quiero llevar el día de mi boda, porque todos los beneficios que aporta este precioso mineral, son los mismos que me aporta mi amor por Andrés, un amor claro y verdadero, distinto y natural, sabio y precioso, fuerte y eterno…