Buscar

Bruxismo: qué es, causas, síntomas y principales tratamientos

El bruxismo es un trastorno que consiste en rechinar o apretar los dientes. Se trata de un problema común que cada vez afecta a más adultos. Por eso, en este artículo vamos a intentar conocer mejor el bruxismo, vamos a explicar qué es, las causas que lo pueden provocar, los síntomas y los principales tratamientos.

  • Qué es el bruxismo

El bruxismo se trata de un trastorno que afecta al 15% de la población, tal y como indica PRNoticias en un artículo que puedes leer completo pinchando aquí.

Las personas que padecen bruxismo aprietan los dientes de manera involuntaria con gran fuerza, especialmente durante la noche mientras duermen. El término bruxismo proviene del griego, de la palabra “bruxismos” que significa rechinar los dientes, la característica de esta afección. Pero como explicaremos a continuación el apretar los dientes puede generar diversos problemas en la dentadura y provocar dolor en la zona de la mandíbula, la cabeza, el cuello o el oído.

  • Causas del bruxismo

Normalmente, apretar los dientes de manera involuntaria se debe a una respuesta natural del cuerpo a la ansiedad o al estrés. Si se produce durante el día puede ser también consecuencia por emociones como la ira o la frustración.

No obstante, este síntoma también puede ser provocado por otras causas o factores como problemas del sueño, consumo de alcohol o drogas, una mala alineación dental o por algunos medicamentos.

Y hay que saber que existen algunos factores de riesgo como la edad, el tipo de personalidad, tener familiares con bruxismo y otros trastornos como el Parkinson, trastorno de déficit de atención con hiperactividad o la apnea del sueño.

  • Síntomas del bruxismo

Los síntomas del bruxismo pueden variar desde leves a graves. Algunos pacientes no son conscientes de que tienen esta afección hasta que se les diagnostica. Pero entre los síntomas más comunes hay que indicar dolor de cabeza, malestar en el cuello y la zona de la mandíbula, dolor de oídos, desgaste en las piezas dentales o el esmalte dental, dificultad para conciliar el sueño, dolor en la zona del oído o incluso la aparición de grietas en los dientes. Incluso hay que señalar que en los casos graves de bruxismo se pueden perder piezas dentales.

  • Tratamientos para el bruxismo

En función de la causa del bruxismo se recomienda apostar por un tratamiento u otro porque actualmente existen varios tratamientos que mejoran esta patología.

Uno de los tratamientos más habituales para luchar contra el bruxismo es la férula de descarga. Los dentistas realizan a medida una férula que los pacientes deben ponerse por las noches. Y es que el rechinamiento se suele producir de manera involuntaria durante el sueño. Por eso, esta férula de descarga evita el desgaste dental y también reduce la tensión en la mandíbula. Hay que indicar que existen dos tipos de férula de descarga, un protector rígido y otro semirrígido. Pero tu profesional de confianza te recomendará el tipo de férula mejor para tu caso. O incluso puede que te aconseje comenzar con un protector semirígido al principio para facilitar el proceso de adaptación.

No obstante, actualmente existe otro tipo de tratamiento que presenta alto nivel de eficacia. Se trata de la aplicación de toxina botulína. “La toxina botulínica relaja la musculatura, mejora el dolor de cabeza, alivia la tensión y favorce el descanso. Esta sustancia, por lo tanto, relaja el músculo masetero cuando es hipertónico y se contrae casi permanentemente. La aplicación de la toxina se realiza cada 8 o 9 meses. Excepto la primera aplicación, que se recomienda repetir al cabo de 6 meses. Es un tratamiento indoloro, cuyos resultados pueden verse al cabo, aproximadamente, de una semana. A nivel estético, además, es compatible con otros tratamientos y permite un afinamiento del tercio facial inferior”, explican desde Smile Me, clínica dental de confianza en el Centro Comercial Moraleja Green de Alcobendas.

También en muchos casos los profesionales recomiendan tomar algunos relajantes musculares antes de dormir para evitar que los músculos se fuercen demasiado y causen dolor. Aunque este tipo de tratamiento suele ser para casos temporales en los que el bruxismo es causa del rstrés o se suele combinar con otras soluciones.

Esperamos que tras la lectura de este artículo hayas podido conocer mejor qué es el bruxismo. Así como puedas detectar esta afección en caso de sufrir alguno de los síntomas para que puedas acudir a tu dentista de confianza para que evalúe si tienes bruxismo y comenzar cuanto antes con el tratamiento más recomendable para tu caso particular.

Scroll al inicio