Buscar

Las farmacias atienden online a las mamás.

El salto que han dado algunas farmacias al abrir su página web y a vender algunos productos online facilita que las mamás puedan tener atendidos a sus bebés en todo momento. Sin duda, esta es una buena noticia.

Las farmacéuticas de San Félix, 75, la única farmacia de Castellón que abre los 365 días del año, cuentan que dieron el salto a internet para ofrecer un servicio más completo a sus clientes. De esta forma podían solicitar los productos farmacéuticos que necesitaban sin tener que desplazarse a la tienda.

En España, la ley impide que se puedan vender medicamentos por internet, sobre todo aquellos que se dispensan con receta médica. Sin embargo, hay una amplia gama de productos sanitarios, que se encuentran en las farmacias, que sí se pueden vender online. Entre estos tenemos desde protectores solares hasta artículos para el cuidado del bebé.

Muchas parafarmacias han aprovechado la situación para posicionarse en la red. Las farmacias, además de vender productos, cumplen una función pública. El asesoramiento que prestan a la población en materia de productos sanitarios, así como su profundo conocimiento de los artículos, hacen que sean especialmente confiables a la hora de dejar nuestra salud en sus manos.

En el caso de los bebés, un ser humano que acaba de llegar al mundo, extremadamente frágil, la confianza que nos inspiran las farmacias es de capital importancia.

Esto lo sabemos todos los padres. Cuando nace un bebé, acapara toda tu atención, sobre todo durante los primeros seis meses de vida. Tienes que estar pendiente de que esté bien alimentado, limpio y que no coja ninguna enfermedad. Que tengas tu farmacia a solo un clic de tu teléfono móvil te proporciona mucha tranquilidad. Ojalá yo hubiera tenido esa suerte cuando nacieron mis hijos.

Esto nos pasa a todos. En cuanto se ha acabado el bote de leche materna, los potitos, los pañales o los polvos de talco, vamos corriendo a la farmacia. El niño no se puede quedar desatendido. Es cierto, que por ahora, las entregas por internet tardan entre 24 y 72 horas, pero al comprar online, podemos encargarlas sin necesidad de movernos de casa.

De aquí la importancia de la asistencia farmacéutica online para las madres. Vamos a verlo más en concreto, deteniéndonos en los productos que no pueden faltar nunca en la casa de los padres de un bebé recién nacido.

Alimentación.

Dice la página web Mamá Mimada que la correcta alimentación del bebé va a condicionar sus hábitos futuros a lo largo de su desarrollo. Con ella se disminuyen los riesgos de sufrir enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión, se refuerza su sistema inmunitario y se evita la obesidad.

De todos los alimentos que puede tomar un bebé durante los primeros meses de vida, sin duda, el más completo es la leche materna. La leche de la madre es un alimento preparado para el sistema digestivo del bebé que va evolucionando acorde con sus necesidades nutricionales. Digamos que la producción de la leche de la madre está totalmente sincronizada con las necesidades del niño. Es un alimento elaborado a medida. Por eso, aparte del vínculo emocional y físico que se refuerza con el hecho de dar el pecho, no existe ningún otro alimento que sea más adecuado para un bebé que la leche que le proporciona su madre.

Cuando la madre se reintegra a su puesto de trabajo se interrumpe el ritmo de las tomas de leche. Hoy existen una gran cantidad de artilugios que permiten que la madre extraiga la leche materna y la conserve para dársela al bebé con biberón. En este aspecto, los farmacéuticos son los profesionales que mejor nos pueden orientar.

Por diversas razones, en ocasiones, hay que recurrir a preparados de leche especiales para periodos de lactancia. La industria ha dado importantes avances en este campo, elaborando productos cada vez más completos. Un buen asesoramiento profesional nos es bastante útil para evitar problemas de sobrepeso o déficit de nutrientes.

A partir de los primeros seis meses de vida, empezamos a introducir, progresivamente, los alimentos sólidos en la dieta del bebé. Es cuando recurrimos a papillas y alimentos triturados. Estos cambios son claves para que el niño vaya desarrollando su aparato digestivo. Para que en esta etapa siga una alimentación equilibrada, después de las indicaciones que nos proporcione el pediatra, la orientación del farmacéutico es nuestro mejor aliado.

El aseo personal.

El organismo de un bebé es inmaduro. Hasta los 15 o 18 meses de edad, el niño es incapaz de controlar voluntariamente su esfínter y vaciar su vejiga. Esto hace que evacue sus excrementos en cualquier momento, sin ningún control.

La provisión permanente de pañales de celulosa, absorbentes y desechables es fundamental para mantener la higiene del niño. Pero claro, en este periodo, la fina de piel del bebé está en contacto con sus heces. Esta es una fuente de irritación y de infección que puede dañar a nuestro bebé. De ahí que mantengamos seca y protegida la piel con cada cambio de pañal. Aplicándole pomadas y productos específicos para la higiene íntima.

Para los bebés, el aseo personal es una necesidad de primer orden. El cambio de pañales se debe hacer lo más inmediato posible a las deposiciones, para evitar problemas de salud. Los padres no sabemos con exactitud cuándo va a hacer caca nuestro niño o cuando el pañal va a estar demasiado mojado. Por eso debemos tener pañales y productos de aseo en casa. Debemos llevar con nosotros una bolsa con todo lo necesario para un eventual cambio de pañales cada vez que salgamos con el niño. Al médico, a dar una vuelta, a la guardería…

El bebé, además de hacerse caca y pipi, suda. Darle un baño todas las noches antes de acostarlo es fundamental. Cuidamos su piel y lo relajamos, lo cual ayuda a que pueda conciliar el sueño. Para el baño diario utilizamos un champú y gel especial, con un pH neutro, adaptados a la sensibilidad de su piel y de su cabello. Un bebé limpio y sano es un bebé feliz.

Recuerdo, que cuando mis hijos nacieron, a veces, para ahorrarme algo de dinero, compraba estos productos en un hipermercado. Sin embargo, para que estuvieran bien cuidados, recurría a la farmacia para adquirirlos.

El nacimiento de un bebé supone un gasto extra para las familias. Son artículos de los que no podemos prescindir. Para los padres, el bienestar de nuestros hijos es más importante que el dinero que nos gastemos en ello.

Asesoramiento.

Dice la revista Elsevier que si en condiciones normales son incontables las ocasiones en las que la población recaba información sanitaria a un farmacéutico, en el caso de las parejas que acaban de tener un hijo este asesoramiento es superior.

Basta que echemos un vistazo al área de clientes de cualquier farmacia para darnos cuenta de lo importante que es el cuidado de los bebés en estos establecimientos. En todos ellas hay por lo menos una estantería dedicada a productos para los recién nacidos.

Este detalle hace que las madres no duden en aclarar sus dudas respecto al cuidado de sus hijos con el farmacéutico. ¿Qué pañales son mejores para la noche, estos o estos?, ¿Qué potitos debería darle de comer a mi hija, que acaba de cumplir los 7 meses? La niña llora toda la noche, ¿será que le están saliendo los dientes? ¿Cómo puedo aliviarla? Y es que nadie nos ha enseñado a ser padres. No a nosotros, sino prácticamente a nadie. Aprendemos sobre la marcha. Es normal que nos surjan preguntas y que necesitamos aclararlas con un profesional.

Muchas mujeres recurren a sus madres para resolver ciertos problemas que les van surgiendo en el cuidado del bebé. Es lógico que la tome como referencia, es la persona que la crio. De todos modos, la ciencia ha evolucionado desde entonces y las circunstancias son distintas. En la actualidad existen toda una serie de productos para el cuidado del bebé que no existían cuando nosotros éramos pequeños. En este aspecto, el asesoramiento profesional es indispensable.

Según la conocida Boticaria García, que ha aparecido en varios programas de televisión, estas son algunas de las preguntas que más suelen hacer las madres primerizas a los farmacéuticos:

  • ¿Con qué termómetro le tomo la temperatura al bebé para saber si tiene fiebre?, ¿son más fiables los termómetros tradicionales de mercurio o empleo un termómetro digital?
  • ¿Cuál es el mejor envase para conservar la leche materna?, ¿utilizo envases de plástico o bolsitas diseñadas para este uso?
  • ¿Tengo que suplementar a mi bebé con vitamina D?
  • ¿Son seguros los biberones actuales o pueden hacer que se deforme la boca del niño?
  • ¿Qué crema reafirmante utilizo para recuperar la forma del abdomen?, ¿me sirve cualquiera o necesito alguna especial?

Es tan importante el asesoramiento del farmacéutico, en especial, en estas circunstancias, que algunas páginas web de farmacias han introducido chatbots de mensajería para que los usuarios puedan aclarar sus dudas.

Quizás, el principal problema que tiene la asistencia farmacéutica online a las madres, actualmente, es que no hacen envíos inmediatos. De todos modos, esta es una cuestión que, seguro, con el tiempo se resolverá.

Scroll al inicio