Los dientes de oro pueden ser un peligro para la salud

Los dientes de oro pueden ser un peligro para la salud

Aunque hayas podido verlos en personas mayores, vídeos musicales, etc, los dientes de oro pueden ser un peligro para la salud. Pese a que a muchas personas les encanta da luz a su sonrisa con dientes de oro, lo cierto es que utilizar este material puede llegar a ser origen de una enfermedad de tipo gingival grave en el caso de que la corona decorativa no se ajuste como es debido.

A esta conclusión llegaron desde el Departamento de ondontología de la Universidad de Texas, en Houston. Todo ello nació por el caso de una joven que se adornó los dientes con una corona de oro que no se ajustaba como es debido a las piezas frontales.

El caso es que los dentistas han informado que la chica llegó a la oficina 3 meses después de que otro especialista en salud dental le hubiese colocado esta corona de oro. Las encías de la joven presentaban una gran hinchazón y sangrado, por lo que los dentistas tomaron la decisión de retirar la corona, pero lo que ocurrió es que la joven no autorizaba el tratamiento.

A las 4 semanas volvió de nuevo la joven y se le diagnosticó una gingivitis ulcerativa de tipo necrotizante, que es un tipo de enfermedad de carácter gingival que causa la muerte tisular, así como dolores intensos, úlceras y grandes hemorragias en la zona.

Una vez se anestesió la zona afectada, se procedió a retirar la corona y a aplicar medicamentos. Lo que sucedió es que se instruyó a la joven para que utilizara medicamentos en enjuagues bucales por siete días. La semana siguiente, las encías de la chica comenzaron a mejorar de forma considerable.

Al estar muchas de estas coronas ya prefabricadas y no siempre ser colocadas por dentistas pueden llegar a ocasionar bastantes problemas para la salud bucal. Incluso puede haber dentistas que no sean competentes para hacerlo, como sucedió con este caso.

Como principales efectos, esta puede causar enfermedades periodontales, caries, roturas de dientes o alergias por contacto. Lo mejor que sucede es que los que desean dar un brillo a su sonrisa tienen otras alternativas.

Entre las opciones podemos hablar de los adornos realizados en oro blanco de 24 kilates que se adhiere al frente de uno o más de los dientes situados en la zona frontal.

Parece que esta tendencia está haciendo que la denominada joyería dental crezca y se esté investigando en una forma mejor de realizar el mantenimiento y las complicaciones que puedan suceder.

Otra de las opciones es tatuar el diente con aplicaciones decorativas temporales, tatuándose este y pegándose a la superficie limpia por poco tiempo, algo que se diseña especialmente para los jóvenes.

Siempre hay que tener en cuenta que ahora hay opciones saludables que pueden ayudar a que se produzca una prevención ante las complicaciones irreversibles que pueden ocasionarse.

Ponerse funda de oro en los dientes como famosas Rosalía, Madonna o Kim Kardashian puede ser peligroso

El ponerse una funda de oro en los dientes es un símbolo de riqueza que nació en la década de los ochenta del siglo pasado en el mundo del hip hop, que es arriesgado para la salud bucal. Es una moda que tiene peligros y que no se recomienda por los especialistas en salud dental.

Como hemos podido ver en el caso anterior, se pueden producir inflamaciones y microtraumatismos. Las coronas de oro originan una enfermedad de tipo gingival grave en el caso de que no se ajusten bien. Son unos accesorios prefabricados y que no siempre los coloca un dentista, lo que puede provocar graves problemas de salud en la boca.

Los odontólogos explican que la enfermedad periodontal, la caries, roturas de dientes o alergias de contacto son peligrosos, pero que mucha gente, a pesar de saberlo, optan por colocarse esta clase de arte en los dientes.

Lo mejor al final es inclinarse por otras opciones de mayor seguridad, tal y como dijimos antes, pues al final si lo utilizamos un adorno que se adhiere al diente y seguimos las indicaciones que nos dé el dentista para ese espacio corto de tiempo, se reducirán las posibilidades de tener problemas para nuestra salud bucal, algo que no desea tener nadie por los graves dolores e inconveniente que ellos supone.

Así que ya sabéis, como nos aconsejan desde el directorio de dentistascoe.com en base a su experiencia acumulada, lo mejor es cuidar de nuestros dientes y no decorarlos de ninguna forma. Si lo hacemos que sea de forma temporal y siempre con la vigilancia y consejos de nuestro dentista, que al final es quien sabe la forma en la que se esa decoración puede incidir en la salud de nuestra boca.