¿Cómo afecta la alopecia a la psiquis de quien la sufre?

¿Cómo afecta la alopecia a la psiquis de quien la sufre?

La calvicie es un problema bastante común, de hecho, más común de lo que parece, en hombres y  mujeres, ya a cierta edad. De hecho, según las estadísticas, uno de cada dos hombres tiene problemas de calvicie, lo que representa el 50% de la población.

Si es verdad que no se trata de un problema que afecte nuestra salud como tal o el funcionamiento de nuestro organismo, si que es algo que nos puede afectar mucho a nivel psicológico.

A continuación, te contamos cuales son estas secuelas psicológicas y que hacer para recuperar nuestro bienestar mental. Sigue leyendo y entérate.

La alopecia

A la perdida significativa de cabello se le conoce como alopecia. Esta puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero en el cuero cabelludo es el lugar más común, y además, el lugar que tiene mayor peso para la persona que lo sufre por cuestiones sociales y culturales, y que por lo tanto conduce a trastornos psicológicos.

La pérdida de cabello puede clasificarse en general en alopecia cicatricial y alopecia no cicatricial, con pérdida de cabello en el cuero cabelludo clasificada además como focal o difuso alopecia; y sus causas son múltiples. Veamos algunas de ellas.

¿Cuáles son las causas de la caída del cabello?

El equipo de FUE Hair Transplant System, expertos en recuperación capilar, nos cuentan que las causas de pérdida de cabello suelen depender de si el tipo de pérdida de cabello es cicatricial o no cicatricial, y focal o difuso:

  • La alopecia cicatricial es rara y se origina de una lesión, infección o trastornos de la piel como discoidolupus eritematoso, liquen planopilaris y foliculitis decalvana.
  • La alopecia focal no cicatricial, por su parte, generalmente es causada por tinea capitis, una infección micótica de la piel o alopecia areata (un trastorno autoinmune).
  • Mientras que la pérdida de cabello difusa se le considera a aquella pérdida de cabello inducida por el estrés (telógenoefluvio) o a patrones genéticos.
  • Y finalmente, la alopecia areata, es detonada por medicamentos o enfermedades que incluyen anemia, hiperandrogenismo y enfermedad tiroidea.

¿Cómo afecta la calvicie a nivel psicológico?

Ya que hemo visto como se genera la calvicie en las personas que la sufren, y que de hecho. hay diferentes tipos, pasaremos a hacer un recorrido por los efetos de la misma  a nivel psicológico.

Comenzamos porque cuando llega la calvicie, si es verdad que muchos hombres la asumen como cambios parte de la edad, una situación inevitable y aprenden a vivir normalmente con ella. No obstante, incluso en estos casos tan positivos, a nadie le gusta quedarse sin cabello.

En la otra cara de la moneda, tenemos a aquellos que dicen luchar contra ella y  buscan mil y un formas y tratamientos para ganarle la batalla. En ambos casos, a ninguno le gusta como se ve con esa nueva apariencia.

Así, los estudios confirman que la alopecia tiene consecuencias importantes y un impacto emocional considerable en las personas que lo padecen. Para muestra tenemos un estudio realizado en el departamento de Psicología de la Universidad de Westminster en Londres (Reino Unido) en el que 214 participantes respondieron a preguntas sobre aceptación, sentimientos, relaciones personales y tratamientos, entre otras, relacionadas con la pérdida de cabello.

En este estudio se encontró que la mayoría de las respuestas mostraban una pérdida de la autoestima y la confianza personal, además de sentimientos de enfado, preocupación y estrés, los cuales podrían desencadenar cuadros de ansiedad y depresión. Todo esto reforzado por el poco control que se puede tener sobre el problema.

Otro punto aquí es que las personas suelen buscar y recibir ayuda para luchar o enmascarar la calvicie, pero nunca piensan en buscar ayuda emocional para afrontar este cambio de apariencia que tanto les afecta, por lo que las secuelas siguen allí, sin ningún tipo de herramienta que les ayude a modular su enfado o preocupación.

Incluso, el problema puede aumentar cuando el individuo decide luchar contra esta condición  y comienza a someterse a tratamientos y productos y tarda en conseguir resultados, siendo que muchas veces los resultados que se consiguen no son en verdad tan efectivos como se querían.

Además, encontramos dos aspectos que pueden potenciar o atenuar los efectos psicológicos de la calvicie: su permanencia a lo largo del tiempo y el grado de intervención en la vida cotidiana. Así, dependiendo de como se desarrollen estos, se tiene altas posibilidades de impactar psicológicamente en la persona, de la siguiente manera:

  • Sucede que la alopecia androgenética, es una enfermedad crónica, provocada por factores genéticos y hormonales, la cual no tiene una cura definitiva, por lo que las personas que deciden luchar contra ellas, logran mitigar sus efectos por un tiempo, pero luego vivirán la frustración de que el problema reaparece.
  • A la vez, mientras que la calvicie avanza y se vuelve más evidente, la persona comienza a experimentar exclusión social o situaciones que erosionan su seguridad personal para desenvolverse en la vida cotidiana, llevando, en los peores casos, a estados de ansiedad o depresión a raíz de la pérdida de cabello.

Las características de la ansiedad / depresión debido a la pérdida de cabello son:

  • La depresión puede conducir a una sensación de mal humor, falta de interés o placer en las actividades, pérdida de energía y falta de sueño.
  • La ansiedad puede causar preocupación excesiva, dificultad para controlar esos sentimientos y un sentimiento de tensión aumentada.
  • Se pueden llegar a sentir palpitaciones y sudoración.
  • La fobia social o el comportamiento de evitación que se comienza a experimentar conllevan a síntomas de ansiedad, y luego a un sufrimiento social y económico.
  • También aparece el trastorno de ansiedad social, que se caracteriza por el miedo a la humillación o ser juzgado negativamente en situaciones sociales, así como a evitar tales situaciones sociales o de rendimiento.
  • La aparición de uno o varios de estos síntomas pueden llevar al individuo a tener problemas de salud mental y a una disminución de su capacidad de trabajar o estudiar y, por lo tanto, de su bienestar.

No obstante, si es verdad que no todas las personas responden de manera idéntica a la alopecia, por lo cual estos síntomas pueden manifestarse de formas diferentes, o no manifestarse en lo absoluto.

Como dijimos anteriormente, para muchas personas se va a tratar de una situación normal e inevitable, que asumirán lo mejor posible. Para otros puede ser motivo de preocupación. Para otros más, una razón de depresión. Cada individuo cuenta con un abanico de respuestas conductuales y mecanismos propios para interpretar la realidad que le acontece, además que la respuesta también suele variar por factores de riesgo externo (discriminación, burlas, exclusión, etc.)

Asimismo, dependiendo de la actitud que tomen hacia el problema, también se determinará el grado de afectación psicológica que vivirán.

¿Qué se recomienda hacer?

Lo primero es que el paciente aprenda a lidiar con la ansiedad y la frustración que le trae el problema. No solo porque estos son los factores de riesgo más graves a la hora de desarrollar depresión y trastorno de ansiedad, sino que también son sentimientos contraproducentes que empeoran y aceleran la caída del cabello.

Por el contrario, se recomienda intentar mantener de la tranquilidad y paciencia, acudir a un lugar de tratamiento para la alopecia y además:

  • Seguir el tratamiento y el postoperatorio al pie de la letra para garantizar que se obtengan los resultados más eficientes posible y que se mantengan a lo largo del tiempo.
  • Evitar una actitud ansiosa y pendiente de la evolución, comparándose con otros pacientes y expectantes de ver los resultados finales a los pocos meses de la operación.

Tratamiento para la ansiedad / depresión debido a la pérdida de cabello

Lo único importante, como dijimos, no es atacar la perdida del cabello, sino también los signos psicológicos que esto pueda despertar en el paciente, recibiendo ayuda para lidiar con la ansiedad o depresión del problema si es que este es el caso.

Para ambos tipos de ayuda, es importante que el paciente se someta a una etapa de diagnóstico en donde un especialista evalúe su caso, el tipo de alopecia que sufre, las causas del problema y pueda diseñar un plan adecuado para su tratamiento.

Solo cuando esto se lleva a cabo es que se puede conocer de verdad cual será el tratamiento indicado para un caso particular de los tantos que existen en el mercado, también pensando en el  que el paciente no tenga que someterse a una larga lista de intentos que le haga perder tiempo, dinero y esperanzas.

FUE Hair Transplat System nos recuerda que hoy en día existen cientos de tratamientos diferentes, algunos menos invasivos que otros, otras más efectivos, y así, para ayudar a la recuperación del folículo capilar y de la apariencia que tanto añoramos. Incluso hay algunos métodos de prevención.

Pero, no nos podemos olvidar del tratamiento psicológico que debe acompañar todo este proceso y de la importancia de este. Por ejemplo, está la terapia cognitivo conductual y los grupos de apoyo para tratar la ansiedad y la depresión. En el peor de los casos siempre se puede recurrir al uso de medicamentos antidepresivos. En fin, el método diferirá de un paciente a otro dependiendo de la respuesta que este esté teniendo.