Limpieza en joyas y relojes

Hermosas, elegantes, divertidas y sobre todo brillantes. Las joyas siempre son un elemento que añade un toque especial a cada conjunto de ropa, ya sea para la vida cotidiana o para un evento especial. Pero ellas también se ensucian y necesitan ‘bañarse’. En efecto, las joyas deben mantener una higiene y limpieza. Aunque algunos optan por métodos modernos y seguros como la limpieza por ultrasonidos (en la que empresas como Tierra Tech cuentan con muy buena reputación en el mercado), hagamos un repaso de diferentes técnicas para la limpieza de joyas y ¿por qué no?, también relojes que incluyan un metal precioso como los que hay en las joyas.

Las joyas hay que limpiarlas no solo para que mantengan su brillo natural, sino porque de lo contrario, además de verse feas pueden rallarse o acelerar su deterioro. En definitiva, una buena limpieza cuando se aprecien las primeras señales de suciedad será suficiente para mantenerlas.

Existen productos comerciales específicos para limpiar las joyas y los relojes. Con respecto a la plata, hay muchos remedios tradicionales para limpiarla. Uno de los más populares es la limpieza con bicarbonato. Sin embargo, cada vez son más los expertos que advierten que en demasiada cantidad puede ser perjudicial para la joya. Mejor usarlo con piezas que no importe dañar demasiado.

Continuando con los remedios caseros para limpiar joyas, los métodos más sencillos se reducen a usar pasta de dientes. Especialmente indicada para la plata, se trata de una de las técnicas más caseras, pero ¡atención!, la pasta de dientes no debe llevar blanqueante en su composición. El dentífrico se alterna con un poco de agua y se frota con los dedos hasta que la plata vaya recobrando su bonito color blanco.

Para las joyas falsas o bisutería puede usarse un poco de detergente o lavavajillas, pero después de su limpieza hay que secar bien la pieza.

Las técnicas más modernas apuntan a la limpieza con ultrasonidos como una de las mejores alternativas para la limpieza de determinadas piezas. En ocasiones estas también pueden aplicarse a joyas. Un limpiador de ultrasonidos tiene muchas ventajas con respecto a las técnicas tradicionales. Para empezar, el alto nivel de calidad de limpieza. Da igual que las piezas sean pequeñas o con recovecos, el sistema de ultrasonidos consigue llegar a todo. Otras de las ventajas de una máquina de limpieza por ultrasonidos es también el factor ahorrativo en tiempo, agua y detergentes. Y por supuesto, todo ello con la seguridad de que cada pieza es tratada por la máquina con la mayor delicadeza posible, afectando los ultrasonidos solamente a la suciedad.

Desde elementos industriales a piezas para el hogar como son las joyas o relojes, una máquina de limpieza de ultrasonidos resulta un objeto práctico y útil que se perfila como limpiador del futuro. Y es que a todos nos importa la apariencia, incluida la de nuestros objetos metálicos preferidos.

Deja un comentario