Tiendas de ropa online, ¿fiables?

Internet ha revolucionado el mundo de las comunicaciones, de la información y también ha modificado muchos de los hábitos relacionados con la cultura y el ocio. Incluso en lo que a ir de compras se refiere. En este sentido, el  comercio por Internet o e-commerce coge cada vez más fuerza, debido a la comodidad, la rapidez y la posibilidad de encontrar artículos que de otra manera sería imposible conseguir. Coleccionistas o amantes de productos específicos, sibaritas, aquellos que buscan lucir camisetas originales o el simple consumidor habitual de determinados artículos cuentan con Internet a la hora de hacerse con algo que les interesa.

La moda también lleva mucho tiempo subida al carro del e-commerce. En este sentido, todo son facilidades, pues una de las ventajas de Internet es que los productos llegan a más gente. Por esa razón son muchos los mayoristas de moda que pretenden hacerse visibles en Internet. Sin embargo, cuando un pequeño empresario quiere adquirir esos productos y en cantidades numerosas, ¿cómo sabe que es realmente una tienda y no un engaño? Hay que tener en cuenta que el pago también se realiza online. Y es más, cuando es un comprador normal, que sólo quiere comprar un artículo, ¿cómo se garantiza el hecho de que lo ha comprado?

Porque si algún recelo despierta la compra mayorista de ropa por Internet o de forma individual, es la confianza.

Algunas claves para saber si un comercio online es de confianza puede ser la simple observación de la web. Navegando por la página o incluso realizando un simulacro de compra de algún artículo, en algún momento habrá pruebas de garantía en la compra, ya sea mediante la colocación de algún logotipo relacionando la web con bancos o con soportes de pago seguros. Una web de confianza por tanto, ofrecerá una plataforma de pago segura, siendo PayPal una de las alternativas más conocidas.  Otro truco para saber que la web es de navegación segura, tanto para mayoristas de ropa como para el que quiera comprar, por ejemplo, camisetas, es la aparición en la barra del navegador del icono de un candado y el código ‘https:/’

El miedo a que la talla elegida no sea la que envíen a casa o que el estampado que llegue sea totalmente diferente al elegido existe. Los errores, ya sean humanos o informáticos son posibles, pero igual que en la vida real cuando ponen en el escaparate un modelo de vestido que no tienen o cuando hay fallos en el etiquetado de prendas. No obstante en el mundo online y en las tiendas de moda online han cuidado mucho este tipo de detalles, existiendo la posibilidad en algunos comercios de escoger todo tipo de detalles en cuanto a diseño y tallaje.

Así, las tiendas de ropa online se convierten también en perfectos escaparates para regalos. Camisetas divertidas, vestidos, complementos, zapatos… Todo tiene cabida en la Red. Además, otra de las ventajas de Internet es que el pedido llega a casa, de manera que para un regalo resulta algo cómodo, sobre todo cuando la persona en cuestión vive lejos.

Los más pequeños de la casa también encuentran en las tiendas de moda online posibilidades para ampliar armario. De este modo, tanto para regalo como para uso propio, es posible comprar calzado infantil online. Eso sí, en el caso de los pequeños, siempre es recomendable comprar un número más, para evitar sorpresas o convertir los zapatos de los niños en su peor pesadilla. Como no paran de crecer hasta bien entrada la adolescencia, y además su actividad y energía hace que los zapatos se desgasten pronto, los gastos en zapatos infantiles son notables. Pero una vez más en Internet se resuelve la papeleta. En efecto, también existen outlet de calzado infantil como Billowy aptos para todos los bolsillos.

Una vez perdido el miedo a las compras de ropa online, realizado el pedido y obtenido en casa… ¿Qué hacer? En ocasiones el armario se llena de ropa que no sabemos combinar, que dejamos con la etiqueta puesta enganchada en el armario muchísimo tiempo, o que simplemente nos dejó de gustar. En estos casos lo mejor es recurrir a un experto, como Marta San Miguel, una personal shopper en Madrid que enseña a explotar el físico de una persona, haciendo a la vez que se sienta cómoda con la ropa que lleva puesta.

En definitiva, a todos nos gustaría contar con un asesor de imagen en Madrid que mejorara nuestra imagen personal con la ropa del armario. Pero mientras ese deseo toma forma, Internet puede servir de pequeña ayuda. Las revistas especializadas y los blogs dictan las tendencias y cómo hay que llevarlas, por lo que una vez más el golpe de click se convierte en el mejor aliado para ir a la moda. De modo que nada mejor que adaptarse a los tiempos acostumbrándose a la compra por Internet. Eso sí, siempre en sitios de confianza.

 

Deja un comentario