La elegancia de un coche

La elegancia de un coche

La elegancia de un coche
¿Cuál es para vosotros los coches más elegantes? Para mí, desde siempre han sido los Mercedes. Supongo que no diré nada raro, cuando exclamo que son por excelencia, los Messi de los coches. Ahora mismo en el ranking de mi corazón se encuentra el Mercedes-Benz Clase S Coupé. Un coche que pude ver, lamentablemente solo ver, en un concesionario de Mercedes en Murcia.

Este coche viene a ocupar el hueco del CL, que hasta el momento era el fetiche de la marca alemana. Sigue manteniendo la misma esencia, pero le suma algo más de elegancia y un toque deportivo que me encanta.

SU planta es preciosa. El coche mide más de cinco metros y su altura es de 1,41 metros. Los casi tres metros de distancia entre ejes permiten acomodar sin apreturas a cuatro pasajeros. Así que vamos a viajar como unos reyes.

Vamos con su motor. La única opción disponible es el V8 biturbo de 4,6 litros y 455 caballos de potencia del S 500, pero la gama será más amplia y podría dar cabida en el futuro un V12 e incluso a la motorización híbrida del S berlina. Así que habrá que estar atento.

El interior es una evolución con algunos retoques deportivos del imponente habitáculo del Clase S berlina. El volante llamado por Mercedes ‘Super Sport’ cambia de estructura pasando de dos a tres radios y también desaparece el reloj analógico del centro del salpicadero. También cuenta con una función adicional de inclinación activa en los sillones que permitirá incrementar el confort de los pasajeros en carretera de curvas.

Y si algo me gusta de los coches de lujo, además de la estética. Es la seguridad. Por ejemplo, tiene la frenada de emergencia automática con detección de peatones, el control de crucero con función ‘stop and go’ y dirección activa, la cámara de visión nocturna o la alerta a los vehículos que viajan detrás de nosotros si detecta peligro de alcance mediante destellos de las luces de emergencia. No me digas que viajar en este coche no es sinónimo de seguridad.

Ahora bien, un coche como éste, un lujo para incluso muchos millonarios, puede tener detalles de los de caerse para atrás. Por ejemplo, los faros pueden contar opcionalmente con 47 cristales de Svarowski que configurarán las luces diurnas y los intermitentes. Lo que está claro es que este coche nunca podrá dormir en la calle. De momento no hay previsión de variantes diésel o híbridas aunque no hay que descartar nada.

El precio pues 151.000 euros. Para los que todavía se manejan en pesetas, pues más de 25 millones de pesetas. Ahora bien, antes de comprarlo, visita otros concesionarios. Un amigo mío me comentó que en otro concesionario Mercedes en Cartagena lo vio por casi 6.000 euros menos.

Lamentablemente sé que nunca podré tener un coche así, mi sueldo no me lo permite. A no ser que me toque los Euromillones, algo complicado. Así que me tendré que conformar con acudir a concesionarios de vehículos de ocasión en Murcia. Ahora bien, el soñar con este Mercedes nadie me lo impide. Si quieres ver más datos del coche, entra en su página web.

Tengo claro que los coches son mi perdición. Pero de verdad, viendo la foto del coche, no creeis que es la cosa más bonita del mundo. Vamos que me dan a elegir entre Blanca Suárez y el coche, y no lo dudo. Me llevo a la actriz montada en él.

Deja una respuesta