Los perros también van a la moda

Los perros también van a la moda

Llevaba tiempo dándole vueltas a adquirir un perro por aquello de la compañía y porque es una forma de obligarte a seguir una rutina saliendo varias veces de casa al día, preparando su comida o estando pendiente de lo que ellos necesitan. Así, me decidí y acudí al criadero de Yorkshire Terrier De la Sagra, ya que si algo tenía claro es que un perro de tamaño mediano o grande no me venía nada bien, porque mi casa es un apartamento que compré pensando en mis necesidades, las de una persona soltera que apenas necesita una habitación y otra por si aparece alguna visita. Me gustan los animales y no quería tener a ninguno de raza grande sufriendo en un piso pequeño.

La verdad es que estoy muy contenta con mi perro, Lucas, al que dedico ahora todo ese cariño que antes no sabía a quién trasladar por mor de mi soledad cuando volvía del trabajo a casa. Además, al venir de criadero está perfectamente educado y apenas me ha dado ningún problema, algo que siendo una persona nada más en casa sería complicado de solucionar. Por ejemplo, si se pusiese a ladrar cuando yo no estoy sería un problema con los vecinos, ya que no habría nadie que le riñese y le mandase callar, pero se porta perfectamente.

Lo que os quería decir, y que es algo en lo que he caído desde que tengo este animalito conmigo, es que los perros y los animales en general son también comunicadores de moda. Se lo escuché el otro día a un experto sobre el tema en televisión hablando acerca de la famosa gata de Karl Lagerfeld, que ha salido en portadas de un montón de revistas de todo el mundo, tanto sola como posando como modelos. Y es la heredera de toda la fortuna de este diseñador. Para este experto, el hecho de estar en una revista es comunicar ya en sí. Y es totalmente cierto, les aúpa a un plano superior.

yorkshire

En la fotografía, Lucas, el precioso perro que me compré en el criadero De la Sagra.

Pues a raíz de esta información comencé a fijarme más en los animales y me di cuenta de que por ejemplo las razas son también moda. ¿Os acordáis de que había una temporada, allá como hace unos 20 años, en la que estaba muy al día tener como mascotas perro de la raza husky siberiano? Ahora ya no se ven tanto, así que algo tiene que significar este hecho también. Asimismo, el colectivo al que se suele conocer como perroflauta se caracteriza por llevar perros que mestizos y bastante delgados. No sé cuál es el significado de esto, pero comunican que pertenecen a ese grupo. Lo mismo sucede con la moda que hay ahora de adoptar galgos que han sufrido con sus anteriores dueños o que ya no valen para sus funciones en el campo. Este tipo de gente quiere dar a entender que son personas comprometidas con el mundo animal y que por eso están dispuestos a adoptar a esta raza de canes.

¿Y qué me decís de la moda hablando en términos de ropa? Los animales son ahora un público para los diseñadores, aunque propiamente sean los dueños quienes eligen qué prendas comprar para ellos. En las clínicas de los veterinarios o de productos para animales podemos encontrar un sinfín de variedades de abrigos, de capitas, etc., pero lo cierto es que muchos diseñadores importantes de España, como es el caso de Adolfo Domínguez, tienen ya su propia línea de prendas para animales.

Y así, desde la ropa hasta las correas, pasando por el material o el diseño de la chapita donde ponemos el nombre a nuestra mascota, estamos, aunque quizás sea sin querer, transmitiendo imagen de moda a los demás.

Deja una respuesta