Mejora tu sonrisa con la ortodoncia invisible

Mejora tu sonrisa con la ortodoncia invisible

Si quieres mejorar tu sonrisa con un tratamiento de ortodoncia pero no te animas por no afectar a tu estética la ortodoncia invisible es la mejor solución. No obstante, no todo el mundo puede optar por este tipo de tratamiento. Lo mejor es consultar a un especialista.

Sin embargo, a día de hoy la ortodoncia invisible es el mejor tratamiento de ortodoncia para todas aquellas personas que no quieren llevar bracktes por la estética. Así que vamos a conocer mejor en qué consiste este tratamiento, cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

· Cómo es el tratamiento

El tratamiento de ortodoncia invisible consiste en una serie de alineadores que poco a poco van cambiando la posición de los dientes hasta estar perfectamente alineados. Estos alineadores son transparentes, cómodos y extraíbles. Es decir, prácticamente no afectan a la estética de la sonrisa y además se pueden quitar para las comidas.

“Los alineadores se cambian de manera periódica por un juego nuevo teniendo en cuenta los cambios en la dentadura. Cada juego nuevo de alineadores se diseña por ordenador específicamente para cada paciente teniendo en cuenta su problema y sus dientes. Así, estos alineadores gradualmente va moviendo poco a poco la posición de las piezas dentales hasta que la dentadura tiene el resultado esperado, prescrito o diseñado por el especialista”, explican sobre el proceso desde la Clínica Dental Mesiodens, centro especialista en ortodoncia invisible en León.

· Ventajas de la ortodoncia invisible

Las principales ventajas de la ortodoncia invisible es que los alineadores no afectan a la estética, son cómodos y se pueden quitar y poner.

· Estética

Está claro que la principal característica positiva de la ortodoncia invisible es que los alineadores no afectan a la estética porque son transparentes. Así, no hay ni punto de comparación en cómo afecta la ortodoncia fija tradicional con los brackets a la sonrisa a cómo lo hace la ortodoncia invisible, que prácticamente hay que estar muy cerca para apreciar la presencia de los alineadores.

· Comodidad

La comodidad es otra de las ventajas de la ortodoncia invisible. Como se pueden quitar y poner, así como se debe comer sin ellos puestos son mucho más cómodos que la ortodoncia fija, que no se puede quitar en ningún momento. Además, con los brackets hay algunos alimentos prohibidos, mientras que con los alineadores transparentes no hay restricciones.

· Se pueden quitar y poner

Como se puedan quitar y poner permiten a las personas del tratamiento poder disfrutar de mayor libertad durante el tratamiento. A pesar de que se deben llevar puestos en todo momento (22 horas diarias) y sólo se pueden quitar para el momento de las comidas. Sí que de vez en cuando se puede hacer alguna excepción para un momento especial o evento importante como una graduación, una boda o un bautizo.

· Inconvenientes de la ortodoncia invisible

Ya hemos conocido las principales ventajas de la ortodoncia invisible. Sin embargo, aunque sean pocas, también este tipo de tratamiento cuenta con algunas desventajas que vamos a descubrir a continuación.

· Es un tratamiento más caro

Normalmente la ortodoncia invisible es más cara que la tradicional. Esto se debe a que hay que diseñar y fabricar de manera periódica nuevos alineadores. No obstante, hay que indicar que la mayoría de clínicas ofrece pagar el tratamiento en cómodas cuotas mensuales para que todo el mundo pueda costearse el tratamiento.

· Se pueden perder los aparatos

Al ser la ortodoncia removible uno de los principales problemas que presentan muchos pacientes es que pierden los alineadores. Como se tienen que quitar los alineadores para comer o parar beber cualquier cosa que no sea agua se los dejan en lugares más insospechados. Por lo que hay que fabricar unos nuevos, normalmente teniendo que hacer frente al coste.

· Está contraindicada en algunos casos

Y el último inconveniente es que la ortodoncia invisible está contraindicada en algunos casos como en pacientes con bruxismo o maloclusión. Pero lo mejor es consultar con tu dentista de confianza si podrías optar por la ortodoncia invisible para poder mejorar tu sonrisa y alinear tu dentadura. Y es que a pesar de que puedas optar por este tipo de ortodoncia puede que tu dentista u odontólogo te recomiende otros tratamientos más efectivos para tu caso.

En definitiva, como habrás podido descubrir en este artículo la ortodoncia invisible es un tratamiento de ortodoncia que presenta grandes ventajas estéticas y de comodidad que pueden ser de gran ayuda en el día a día de los pacientes.